¡PRECALIFÍCATE!

Blog de Credimejora

El ABC de tu hipoteca

Sergio San Sebastian - 29/08/18 15:15

070918_B

Una hipoteca es un préstamo que se utiliza para comprar un inmueble cuando no se cuenta con el dinero suficiente para pagarlo de contado. Su principal característica radica en que el inmueble que se adquiere queda en garantía del préstamo hasta que se liquide la hipoteca. 

Una hipoteca usualmente es un crédito a largo plazo. Además de que nos permiten comprar un inmueble, también hay hipotecas para remodelar y ampliar, comprar un terreno, construir y para obtener liquidez en caso de necesitarlo.

Es importante que entiendas todos sus componentes antes de contratar una hipoteca para asegurarte de que se ajusta a tus necesidades y capacidades. A continuación te presento el ABC de los componentes más importantes de una hipoteca.  

El ABC de tu hipoteca:

Aforo: Es el porcentaje del valor del inmueble que puede ser financiado con la hipoteca. Este valor es siempre menor al 100%. En el caso de México, la mayoría de las hipotecas tienen un aforo máximo del 90%. Es importante entender que se calcula sobre el valor de avalúo y no sobre el precio de compraventa.

 Plazo: Es el tiempo para pagar la hipoteca. En México, el plazo va de los 5 a los 20 años.

Tasa de interés: Es el costo financiero anual de la hipoteca. Su valor depende principalmente del aforo que solicites, plazo y del riesgo que el banco te asigne. Se puede contratar una hipoteca ya sea con una tasa de interés variable o fija. En México, vivimos en un momento de tasas hipotecarias históricamente bajas. En la actualidad hay tasas que empiezan en 9.15%.

Costo Anual Total (CAT): Incorpora todos los elementos que determinan el costo de la hipoteca como son la tasa de interés, comisiones, primas de seguros (daños y vida), y en algunos casos cuota de administración.

 Comisión de apertura: Casi todas las hipotecas cobran una comisión por la apertura del crédito. Esta puede ser, en el caso de México, del 0.75% al 1.5%.

Cofinanciamiento: En México, existe la posibilidad de obtener una hipoteca cofinanciada por una institución financiera y por el Infonavit o el Fovissste. La ventaja de este esquema es que el aforo puede llegar a ser de hasta el 110% del valor del inmueble.

Refinanciamiento: Nos da la posibilidad de modificar las condiciones contratadas, principalmente la tasa de interés y el plazo, para adaptarlas a nuestras nuevas necesidades.

Precalificación hipotecaria: Es el análisis que determina si es viable que la institución financiera nos pueda o no otorgar la hipoteca que solicitamos.

Existen un número importante de bancos e instituciones financieras en México que otorgan hipotecas, por lo que tienes muchas opciones para obtener la mejor de acuerdo con tus necesidades. Te recomiendo que te acerques a un experto para que te pueda asesorar de manera gratuita antes de tomar una decisión.

Acércate con un experto

Categorías: Hipotecas

Sergio San Sebastian

Sergio San Sebastian

MBA (NCCU) Lic.Economia (ITAM)

Anterior

Infonavit o Fovissste: aprende cómo utilizarlos para tu hipoteca

Siguiente

Asesoría hipotecaria: ¿Cuándo buscarla?

0 Comments

NEWSLETTER

¿QUIERES RECIBIR LOS MEJORES CONSEJOS HIPOTECARIOS?

Ingresa tu correo, suscríbete y mantente informado.

Subscribe to Email Updates

100% Confidencial. No Spam.

Post recientes